viernes, abril 08, 2005

Acto Tercero: Sobre el Cómo Pierdo la Razón

A ratos no me hallo. No entiendo cosas...

Hoy voy a casa de mi novio.

Luego a trabajar.

¿Cómo es que hago para trabajar tan duro y gastar más de lo que gano?

A propósito, ¿Cómo logro que todos los post del blog se vean al tiempo?

2 comentarios:

-- JuanMa dijo...

Ahh el eterno dilema de entradas vs salidas!! Creo que si tuviera una respuesta única no existiría pobreza ni hambre en el mundo.

Sin embargo en algunos sitios sí se ven técnicas de manejo del dinero, pero mirando alrededor resulta obvio que no son panaceas ni infalibles... supongo que toca ensayar, no?

Desde los días de Hamurabi hay una distribución que a muchos les ha resultado:

- Ahorra a largo plazo el 10% de todo lo que ganes, y sólo te gastas el ahorro para proyectos importantes de vida.
- Si debes endeudarte, que los pagos por las deudas no excedan el 20% de tu salario.

He usado la fórmula bastante tiempo y la verdad, no me ha hecho millonario! Pero no me ha dejadp pasar hambre tampoco.

Definitivamente hay gente que tiene olfato para los negocios, y otros que no.

Natita dijo...

Recuerdo el caso del Señor Micawber, en el David Copperfield de Dickens.

Ay, qué señor tan singular...

Tienes muchísima razón, mi querido Juan, en cuanto a las técnicas de manejo del dinero. Gracias.

Nuevamente, agradezco infinitamente tu interés en mi pequeño y en extremo fútil blogcillo.

Es que a ratos solo me nace escribir por escribir: pero, ¡qué bien se siente tener esa libertad! ¿No?